Curso de Diseño de Interiores y Decoración Profesional

Ya sea que quieras ser Diseñador(a) de Interiores profesional o que simplemente quieras redecorar tu casa, eEn este curso encontrarás todo lo necesario para lograrlo.

CONTEMPORÁNEOS

El espacio contemporáneo, tanto el de la vivienda como el del trabajo o comercio, debe contener características tales como:

  • la utilidad,
  • la funcionalidad,
  • la flexibilidad
  • debe estar aislado acústica y térmicamente,
  • debe estar construido con materiales de fácil mantenimiento,
  • no deben existir lugares inútiles y residuales, es decir el aprovechamiento total de los metros cuadrados de ambiente.
  • los muebles y el equipamiento deben armonizar con las características arquitectónicas del mismo y
  • Deben ser ante todo la respuesta fiel a un programa de necesidades definido entre el cliente y el proyectista.

 

El estilo que prima hoy día es el ecléctico. Dentro de esta categoría de estilo encontramos el siguiente tipo:

Ecléctico

La definición del diccionario dice que ecléctico es componer una obra nueva a partir de la elección de diferentes partes de otras obras.

Esto presupone el “saber elegir”. Muchas veces este estilo contiene en su esencia límites muy delgados: es muy fácil confundir lo ecléctico con el pastiche.

Lo ecléctico es un concepto que fue extraído y nació de la disciplina de la filosofía, en donde se proponía reinterpretar textos, extractar partes y armar un nuevo texto y un nuevo concepto a partir de esta composición novedosa. El buen eclecticismo reconoce cinco conceptos fundamentales:

1) Elementos que se reconozcan de que estilo provienen, es decir el poder identificar naturalmente si se utiliza un mueble, una textura o un artefacto de iluminación de otro estilo en particular.
2) Mas vale pocos elementos significativos que un atiborrado del espacio.
3) Conocer muy bien las características particularizadas de los estilos que se vayan a aplicar, teniendo presente las variables de diseño que los otros estilos necesitan y que son originales en ellos.
4) Trabajar siempre con el concepto del equilibrio y armonía del espacio
5) Para que resulte un buen estilo ecléctico se debe trabajar a la caja arquitectónica, es decir a la piel interior, en forma completamente abstracta y monocromática de modo de lograr una relación fondo-figura
satisfactoria.

Muchas veces ante la incapacidad de querer realizar un estilo de los que hemos hablado anteriormente, y viendo que no se obtienen los buenos resultados esperados, se recurre a decir que se ha realizado un estilo ecléctico, cuando en verdad no se ha sabido trabajar el estilo originario tal cual se deseaba.

El devenir del diseño interior desde el (neo) clacisismo a la época actual no ha sido una excepción al proceso común en el mundo occidental.

Si bien las propias condiciones económicas, sociales y políticas del curso histórico del mundo moderno han actuado en parte como modificadores temporales de este proceso, también lo han hecho como elementos definidores de lo que podemos llamar la expresión de la arquitectura del final del siglo.

Al agudizarse las contradicciones internas inherentes al clacisismo, provenientes del divorcio entre una tecnología industrial de los procesos constructivos y el estilismo formal, ambos aplicados a las nuevas necesidades de la utilidad del producto arquitectónico - lo que se expresó en la búsqueda de las manifestaciones historicistas para la conciliación de estos dos factores -, surgió necesariamente el movimiento moderno como una respuesta a la contradicción.

El esquema general es objeto de múltiples interpretaciones y adjetivaciones a nivel mundial, sin embargo, en términos generales, puede hablarse del surgimiento de un período de transición, caracterizado por la ruptura con el formalismo clasicista e historicista en las tendencias del art nouveau, el dadaísmo y finalmente el cubismo en la pintura; y el propio art nouveau y el arte geométrico, incorporados a una intención estructuradora, constructiva y funcional de la arquitectura, en un período que va desde la última década del siglo pasado hasta el término de la primera guerra mundial.

Época en la cual se produce el paso decisivo al darse la separación de la vanguardia con la incorporación de las más recientes aportaciones del pensamiento crítico, científico y técnico.

Así, se modifica la técnica constructiva; los materiales tradicionales: hierro, piedra, ladrillo, madera y vidrio, son trabajados de manera más racional y distribuidos más libremente; a estos se unen nuevos materiales como el acero, el cristal y el concreto.

Se aprovechan los progresos de la ciencia al utilizar más eficientemente los materiales. El uso de la geometría normalizada, a partir de Monge y el metro patrón, universaliza la representación y lectura del proyecto
arquitectónico. Los capitales organizados y las nuevas formas de inversión resultan en un impulso a la urbanización planeada.

No es sino hasta la síntesis de la técnica constructiva con la funcionalidad requerida por las diferentes necesidades del habitar la arquitectura, lograda a través de diversas vías representadas principalmente por Walter Gropius y la escuela de Weimar, Le Corbusier y su concepción del hombre como dimensión básica de la arquitectura y, en América, por Frank Lloyd Wright, en su búsqueda de una expresión formal lógica del habitar, que puede hablarse del nacimiento y consolidación de la arquitectura moderna en lo que se ha dado en llamar el "modernismo", término en el que eventualmente algunos autores incluyen también a la anterior arquitectura de transición, principalmente la del período deco. La nueva práctica arquitectónica utiliza la aproximación racional, no para corregir los detalles de una solución estilística preexistente, sino para desarrollar un sistema de formas comunicables para todos.

El desarrollo del componente racionalista de la arquitectura, paralelo al progreso de la técnica y los materiales de construcción, favoreció la aparición de lo que se ha dado en llamar el estilo "internacional", con Mies van der Rohe como su máximo representante. Se sostiene que el período "funcionalista" parte de, y derivó en, una reacción contra el estilo internacional que dio lugar al inicio de los llamados "formalismos" a mediados de los años cincuenta; sin embargo es mas válido suponer que el desarrollo funcional de la urbanística, aunado a la apropiación y comprensión total de la tecnología en el marco económico posterior a la segunda guerra mundial y sus secuelas, permite el desarrollo de expresiones múltiples en todo el mundo con una mayor libertad en el diseño arquitectónico; incorporando elementos culturales y económicos que la significan tanto a nivel nacional como individual de sus creadores. Las obras de Aaro Saarinen, Oscar Niemeyer, Félix Candela, Paul Rudolph, Luis Barragán y Kenzo Tange, por solo citar a algunos, serían impensables de no haberse dado las condiciones a nivel mundial para el ejercicio de esta libertad.

A pesar de las declaraciones de muerte del "modernismo" en las décadas de los setenta y ochenta - lo que varió de país a país y de continente a continente -; y con ello las también variables declaraciones de "nacimiento del postmodernismo" - a quien algunos también ya "han matado"-, lo que coexiste actualmente es una diversidad de expresiones formales que, etiquetadas como "post" o no, resultan en productos arquitectónicos válidos solamente cuando responden en su conjunto a los postulados de racionalidad, congruencia, funcionalidad y constructividad que conforman el acervo del proceso de desarrollo del pensamiento arquitectónico-urbano del presente siglo.

En este sentido, tal vez no debiera hablarse de una muerte del "modernismo" en la arquitectura, aunque sí del ocaso de una época de "modernidad" que puede identificar a este siglo de avances tecnológicos significativos en todas las ramas de la ciencia y el arte. Acaso el llamado "post modernismo", término que encubre posturas filosóficas, políticas y mercadológicas confusas y muchas veces contradictorias, no sea, en última instancia, mas que un "tanteo" similar al que se expresó en las contradicciones historicistas de finales del siglo pasado.

La arquitectura y el planeamiento espacial, urbano o no, del próximo milenio, deberán absorber e incorporar los componentes de una cibernética que se desarrolla a pasos cada vez mas acelerados desde hace dos décadas; el uso de mingitorios o puertas de funcionamiento automático no es ni siquiera representativo de esta incorporación, ni acredita que por ello se califique de "inteligente" a un edificio.

La existencia de circuitos y componentes capaces de registrar, interpretar, procesar y ejecutar órdenes visuales, sonoras, y hasta térmicas aún a distancia - y no me refiero solamente a nuestros procesadores o a la red, sino a todo el desarrollo tecnológico sustentado en estos instrumentos para fines bélicos, financieros, de investigación espacial, etc. -, ¿no representan en esta época de transición lo que en su momento significaron los nuevos materiales y técnicas de producción en el desarrollo de la arquitectura y el urbanismo para hacer habitable el entorno del hombre civilizado de este siglo?

Tal vez nos estamos quedando atrás en la carrera de la aplicación de una tecnología que ya resulta común en este principio de milenio; ¿se necesita una nueva escuela, una nueva Bauhaus, para que despertemos a esta realidad?

El próximo mote del diseño contemporáneo, término tan movible como el instante en que se vive, ¿será el de "ciberneticismo?

Para finalizar debemos aclarar que esta gran gama de estilos que se ha desglosado aquí, refiere a toda la generalidad de espacios habitables.

Posiblemente dentro de cada división de espacios, haya estilos que no figuren, así como también otros que tengan una mayor predominancia.

Para poner un ejemplo podemos ver la comparación del estilo minimalista en la vivienda y en el comercio: mientras que en el primer caso muchas veces no funciona por sus características de espacio ascético e intocable; en el comercio en cambio, es el estilo mas utilizado por su relación estrecha con el producto que va a ser expuesto para su comercialización.

Fuentes consultadas en esta clase:
“La síntesis de la imagen” D. A. Dondis Ed. G. Gilli
“La casa: forma y diseño" de Charles Moore /Gerald Alien /Donlyn Lyndon

“El espacio en el diseño de interiores” Porro/Quiroga Ed. Nobuko
“Arte y Percepción Visual” Rudolf Anheim
“Manual Práctico de Decoración” Mary Gilliat Ed.Folio

Preguntas y Comentarios

3 Comments

  • Sergio

    Reply Reply junio 3, 2014

    La ultima actualización del curso fue hace 15 días aprox. (Estilo Oriental Japones). Para cuando tienen prevista la siguiente lección?

    Saludos

    • disenador

      Reply Reply junio 4, 2014

      Ya publicamos la de estilo contemporáneo. Estamos haciendo cambios en el sitio para que funcione mejor. Esperamos en esta semana ponernos al corriente.

  • Sergio

    Reply Reply junio 4, 2014

    Muchas gracias.

* Denotes Required Field