Curso de Diseño de Interiores y Decoración Profesional

Ya sea que quieras ser Diseñador(a) de Interiores profesional o que simplemente quieras redecorar tu casa, eEn este curso encontrarás todo lo necesario para lograrlo.

EQUIPAMIENTO Y MOBILIARIO II

El nuevo milenio propone un crisol de tendencias que aúna las que ya estuvieron presentes en las últimas décadas: desde el minimalismo más ascético, con diseños sobrios de líneas geométricas y apariencia liviana hasta el pop de los ´60 -´70, con piezas llenas de audacia y originalidad, sin descuidar ese estilo casual con toques orgánicos tan de moda.

De la vivienda, las habitaciones que mas muebles acumulan, y que por lo tanto resultan más definitorias, son principalmente el living y el dormitorio.

En el living, las claves siguen siendo modularidad, funcionalidad, y polivalencia. Además de los habituales sistemas de mobiliario, programas de contenedores y complementos, se destaca de forma especial la realista atención que los fabricantes prestan al equipamiento de programas de televisión, video y audio, con propuestas cada vez mas bellas y mejor adaptadas a estos equipos.

Por su parte, las estanterías, bibliotecas y módulos independientes ganan protagonismo para pasar a convertirse en piezas con personalidad propia que se desmarcan del resto de muebles y captan la máxima atención.

Respecto a los materiales mas usados se debe encontrar la formula perfecta con la combinación del cristal y el aluminio, con la eterna madera, en sus acabados cerezo, wengue, haya, o laqueado en vistosos colores.

En el dormitorio se deben destacar las cabeceras donde se puede emplear la mayor creatividad.

De tamaños y formas muy diferentes se pueden confeccionar con gran variedad de materiales, desde la madera, textiles o pieles.

La madera de fresno, nogal, y wengue junto a los acabados claros continúan siendo los más utilizados, pero comienza a detectarse una incipiente presencia del cristal y el metal.

En un anexo quedaría la importantísima elección de los colchones, con valores ergonómicos que hacen aumentar la comodidad y mejorar el descanso.

Los dormitorios, de habitación para el sueño, se han convertido en reducto personal donde realizar actividades propias, como escuchar música, ver la TV, relajarse, o incluso trabajar.

Las piezas y muebles que equipan esta habitación deben ser entonces piezas multifunción que oculten su versatilidad tras diseños discretos.

Las camas se actualizan surgiendo de las bases o prolongándose desde las cabeceras.

Los nuevos placares por su parte deben apostar a mostrar sus interiores bien transformándose en amplios vestidores o mediante el uso de puertas de cristal que dejen ver un amplio repertorio de complementos que faciliten el almacenamiento ordenado de la ropa.

En lo que afecta al diseño de mobiliario para el hogar, el comienzo de este siglo ha globalizado los objetivos. Las novedades formales de los nuevos programas ya no pueden atribuirse a un país en concreto, ni siquiera a Italia, referente obligado de diseño, por que la sobriedad y contención de líneas, y el empleo de ciertos materiales como las maderas nobles, el vidrio y el aluminio mas la preocupación por temas como la ergonomía o la ecología son el denominador común de todos y cada uno de los muebles que componen el universo domestico cotidiano.

Las mesas por ejemplo son junto a las sillas los grandes iconos del mobiliario, los elementos básicos del arte de vivir.

Siempre han tenido que ser funcionales y bellas, pero el diseño contemporáneo carga las tintas en la primera exigencia: la estética no basta.

Las nuevas mesas deben ser versátiles, adaptables a diferentes espacios, usos o número de usuarios.

Para ello los fabricantes concentran sus esfuerzos en la investigación de formas, materiales y acabados que, además de resolver esa polivalencia, dan como resultado piezas de gran belleza y calidad, en las que se aprecia la convivencia de estilos: minimalismo, inspiración pop, y la novedosa recuperación de los clásicos del diseño, léase Le Corbusier, Mies Van Der Rohe, Charles Eames, Marcel Breuer, Eileen Gray y Harry Bertoia entre otros grandes exponentes de la arquitectura y el diseño del movimiento moderno.

El criterio que debe primar en el diseño del espacio con las sillas y mesas actuales debe ser la funcionalidad. A estas piezas emblemáticas se les pide cada vez más: que sean resistentes, plegables, ligeras, que soporten bien el uso exterior, que modifiquen sus dimensiones con facilidad.

Todo esto con investigaciones constantes en materiales, formas y acabados, siempre buscando eficiencia y calidad al mejor precio.

Sin embargo, a pesar de esa preocupación por “lo que no se ve”, la belleza formal continua siendo un aspecto prioritario, sin el cual el diseño carece de valor.

La tendencia actual es la convivencia de estilos, tal como lo prueban las revistas especializadas en diseño de interiores: junto a piezas depuradas se pueden llegar a encontrar otras de inspiración artesanal, estilos foráneos extractados de culturas asiáticas o hindúes.

Cabe destacar también la introducción de nuevos materiales, resultado de la combinación de resinas minerales, con los que se consiguen muebles de resistencia creciente y de más fácil mantenimiento y limpieza, e incluso reediciones de los años ´60 con retornos a la perdida estética pop.

Otro elemento importante y muchas veces pasado por alto son las manijas y herrajes, componente fundamental del acabado final del mueble, la ergonomía ha llegado también a este sector, que hasta hace relativamente poco eran considerados meros complementos, objetos de paso.

Estas piezas se muestran hoy día como lo que son: elementos funcionales y decorativos de suma importancia.

Los fabricantes se preocupan tanto por dotarles de bellos diseños, que muchas veces se encargan a prestigiosos profesionales entendidos en el tema, como por conseguir que su manejo y funcionamiento resulte cómodo y natural, con formas sinuosas y adaptables a la mano.

Respecto a los materiales, prevalece la combinación de elementos de última generación como el acero, las resinas o el nylon, con otros tradicionales como el latón, el níquel, la porcelana o el cristal, que viven un momento de “revival” incorporando tratamientos modernos para mejorar su conservación.

Firmadas por diseñadores de renombre (Philip Stark, Oscar Tusquets, Aldo Civil, Antonio Citterio, Luca Colombo, etc.) las manijas actuales se han consagrado como elementos decorativos de primer orden.

Su principal aporte reside en el acabado: junto al tradicional latón, aparecen materiales de nueva generación como el plástico sirlung (resina metálica ionizada y reticulada), el zamak (una aleación de zinc auto corrosión) o la aleación de cromo-níquel 304, ultra resistente.

En cuanto a las puertas, se destacan una apuesta por la transparencia, sobre todo en diseños con vidrios traslucidos y acero como combinación estrella, aunque las maderas tradicionales se actualizan también sofisticando sus sistemas de apertura para conseguir la máxima flexibilidad.

Para finalizar se debe hablar sin dudas del componente fundamental de cualquier espacio: los sillones y sofás. Y aquí todo pasa por entender a la ergonomía como punto de partida.

Se trata de conseguir el máximo confort para el cuerpo con el menor riesgo para la espalda.

Sin embargo, hace tiempo que el mercado persigue también otros objetivos, como dotar a sofás y sillones de la mayor versatilidad posible, bien modificando las dimensiones y formas para adaptarse a los nuevos usos (sofás que se transforman en chaises longues o incluso camas) o bien incorporando elementos ajenos (mesas, estantes o luz) para lograr una pieza multifunción.

El nuevo milenio se consagra la mezcla de estilos como venimos diciendo: en la actualidad al diseñar el espacio con los nuevos sillones se practica el eclecticismo, tanto en los criterios estéticos como en los formales: las líneas sobrias y estrictas de ciertos muebles sencillos se ofrecen al mismo tiempo que los volúmenes desbordantes y los colores estridentes de otros.

Pero a pesar de esta diversidad de formas los sillones y sofás se ofertan a partir de colecciones muy completas con gran variedad de tamaños y versiones, de forma que resulta sencillo encontrar la pieza adecuada para cualquier espacio y situación.

Por ultimo notemos que los nuevos tapizados abundan en las tendencias actuales en los últimos años en el aspecto formal: en materiales y acabados existe hoy por hoy la innovación, a partir de estructuras de acero, aluminio o madera tapizados con tejidos tecnológicos (desde el poliuretano, el poliéster, el dracón o el waterlily) para conseguir objetos cada vez mas ergonómicos, confortables y de fácil mantenimiento.

Fuentes consultadas en esta clase:

“Muebles Siglo XX” Fiona Baker,Keith Baker Ed.Lisma
“Manual Práctico de Decoración” Mary Gilliat Ed.Folio

Revistas Para Ti Decó Ed. Atlántida
Revistas Living Ed. La Nación

Preguntas y Comentarios

* Denotes Required Field